COMPETENCIAS

/ Desarrollo Profesional / Comunicación
LENGUAJE NO VERBAL

Evaluarme en esta
competencia

LENGUAJE NO VERBAL

Área: Comunicación

Definición

  • Capacidad para observar el lenguaje no verbal propio y utilizarlo de manera intencionada.
  • Habilidad para identificar estados de ánimo, comportamientos y mensajes no explícitos en otras personas.

Preguntas Clave

  • ¿En el transcurso de tus interacciones personales, eres consciente del  lenguaje no verbal que empleas tú o la otra persona?
  • ¿Eres capaz de utilizar tu lenguaje no verbal con una intención expresiva concreta?  

Acciones o comportamientos asociados

  • Saludas y te despides. Conoces la importancia de este ritual y lo practicas como norma de la relación.
  • Sonríes. Utilizas la sonrisa para expresar tus estados de ánimo (disculpa, desaprobación o satisfacción).
  • Manejas las reglas de la mirada. Utilizas tu mirada de forma apropiada para no intimidar al otro, consensuar una posición o hacerle ver que le prestas atención.
  • Utilizas la postura y los gestos. En función de lo que deseas transmitir (apaciguamiento, proximidad, distanciamiento), empleas una u otra postura, unos u otros gestos.
  • Controlas tus manos. Empleas las manos para apoyar lo que dices verbalmente, sin esconderlas o gesticular demasiado. Das la mano intencionadamente para posicionarte en la relación. Las empleas para expresar estados de ánimo concretos.
  • Cuidas la distancia personal. Dependiendo de la situación y el contexto en el que te mueves, sabes mantener una distancia adecuada o estableces límites para preservar tu intimidad. En una mesa de trabajo ocupas un lugar u otro, en función de la relación que deseas establecer con el otro.
  • Adaptas tu lenguaje no verbal. En función del contexto, la situación o la cultura en la que te encuentras utilizas unos u otros recursos del lenguaje no verbal.

Resultados, éxitos esperados

  1. Consigues coherencia entre lo que dices y como lo dices. Evitas malos entendidos, contradicciones y paradojas comunicativas.
  2. Mejoras el vínculo y reduces el esfuerzo necesario para mantener una relación.
  3. Conduces la comunicación con maestría.